Qué comprar: Bicicletas de segunda mano vs Bicicletas nuevas y de marca

[email protected]/ junio 19, 2017/ Ciclismo

¿Estáis considerando la posibilidad de comprar una bicicleta?

Montar bicicleta es una actividad liberadora de estrés científicamente probada. Independientemente de que hayáis decidido montar bicicleta puramente por placer o por un propósito específico, podéis estar seguro de que llegaréis a vuestro destino más relajado, energizado y más feliz. Es posible que no cuentes con una bicicleta en casa para tal fin, entonces llega el momento de comprar una y surge la pregunta: ¿Nueva o usada?

Es una interrogante que da mucha tela que cortar, pero la primera respuesta que aparece es: Todo dependerá del uso que queráis darle a la bicicleta.

Es decir, estáis buscando una bicicleta:

  • Para trasladaros por trayectos cortos
  • Para uso general
  • Para conducir por carreteras rápidas o
  • Para subir montañas escarpadas

Saber lo que estáis buscando facilitará la búsqueda, tomando en cuenta que cada uso suma o resta características a la bicicleta que necesitáis encontrar.
Luego de tener claro el tipo de bicicleta que buscáis y antes de decidir si la compraréis nueva o usada, debéis considerar vuestro presupuesto. Por supuesto, una bicicleta de segunda mano será siempre más económica, pero una nueva ofrece garantías por daños y está siempre en mejor estado.
A continuación, mostramos lo que opinamos de elegir una bicicleta nueva o usada. No son puntos positivos o negativos, sino simplemente lo que pensaríamos al hacerlo. Después de leerlo será vuestra decisión qué opción elegir:

Las bicicletas usadas:

  • Las venden como nuevas: Algunas tiendas de bicicletas independientes venden bicicletas de segunda mano, a menudo también llamadas bicicletas reacondicionadas, y dichas tiendas hacen todo el trabajo duro de asegurarse que la bicicleta se encuentra en buenas condiciones antes de vendérosla.
  • No son una inversión tan alta: si solo queréis aprender a montar o el uso que le daréis no será muy alto, vale la pena elegir una bicicleta usada en buen estado. Luego, si decidís que el ciclismo es lo vuestro, entonces hacéis una inversión mayor.
  • El proceso de compra es divertido: Hay algo divertido en comprar objetos usados. Es como un juego en el que podéis obtener algo de mayor calidad por el mismo precio que uno nuevo. Disfrutar del proceso de búsqueda y de ponderar los pros y los contras de cada bicicleta toma tiempo, por lo que hay que considerar cuánto tiempo estáis dispuesto a invertir en la compra.

Las bicicletas nuevas:

  • Están nuevas: Huelen a nuevo, la pintura está en perfectas condiciones y nadie la ha usado nunca. Eso siempre es algo bueno.
  • No dan problemas: Las bicicletas nuevas vienen con protección de garantía completa, en el caso improbable de problemas. Además, son menos propensas a fallas mecánicas, y la mayoría de las tiendas de bicicletas ofrecen un período de prueba de 90 días en el que realizarán pequeños ajustes.

Personalizadas y modernas: con la inmensa oferta en el mercado actual, podéis elegir entre decenas de colores, ajustes, estilo y opciones de bicicletas. También, la tecnología del ciclismo ha mejorado notablemente en los últimos años, especialmente en los cambios, el frenado y los materiales de fabricación. Eso hace que las bicicletas más nuevas trabajen simplemente mejor.