10 consejos para cuidar tu bicicleta

[email protected]/ junio 28, 2017/ Ciclismo

En los últimos años, las bicicletas han evolucionado de ser meras herramientas de recreación a ser una verdadera inversión. Sin embargo, la compra de la bicicleta es solo el comienzo de dicha inversión. Es necesario seguir algunos consejos para mantener la bicicleta y así poder disfrutarla y viajar con seguridad.

1.      Comprueba los ajustes simples

Las bicicletas tienen varios elementos ajustables como el asiento, el poste, las luces y esos elementos pueden desajustarse después de un par de viajes o si la bicicleta está en desuso por largo tiempo.

2.      Limpia tu bicicleta

En general, no es necesario lavar la bicicleta después de cada viaje. Donde vives y montas dicta la frecuencia con la que deberías lavar tu bicicleta, y esto varía según las estaciones. Si normalmente se monta en condiciones de barro o humedad, es posible que deba lavarla con más frecuencia.

3.      Comprueba la presión de los neumáticos

Los neumáticos necesitan una presión de aire determinada, de otra manera se dañan. Deben revisarse siempre para asegurarse de que no haya grietas, pudrición o desgaste excesivo. Los neumáticos excesivamente desgastados también pueden desgarrarse y salirse del aro mientras se conduce.

4.      Revisa los frenos

Este es un elemento delicado en las bicicletas. Podéis revisarlos rutinariamente, pero es esencial que lo hagáis antes de viajar en caso de que se sientan un poco sueltos, ya que puede haber una pequeña burbuja de aire que evite el funcionamiento correcto.

5.      Comprueba los pedales

Estos son puntos de contacto que con regularidad se olvidan. Los pedales son a menudo propensos a ser golpeados durante el desplazamiento por rocas o raíces. Es allí cuando pueden obtener suciedad o mugre en ellos, y trabarse. Asegúrese de que estén siempre limpios y que tengáis facilidad de usarlos y moverlos.

6.      Revisa pernos y tornillos

Esto realmente se aplica a un componente que puede haber instalado recientemente. Estos artículos pueden aflojarse después de un paseo o dos. También es importante comprobar todos los pernos, en cada parte, de vez en cuando, y asegurarse de que ninguno está suelto o falta.

7.      Cuida cómo lavas la bicicleta

Nunca uséis una lavadora a presión o una manguera de alta potencia para lavar la bicicleta, especialmente alrededor de las partes movibles engrasadas. Presta atención también al jabón líquido que elijas, ya que algunos jabones tienen detergentes fuertes que pueden afectar a la pintura o partes lubrificadas.

8.      Comprueba la lubricación de la cadena y el cassette

Antes de cada viaje, verifica la cadena para aseguraros de que tiene la lubricación adecuada. Esto es especialmente importante durante los meses más secos cuando el polvo se descompone en los componentes y en el lubricante.

9.      Compruebe los cables

Nos referimos a frenos, desviador o cables ajustables del poste del asiento. Si encontráis un cable deshilachado, cámbiela de inmediato, antes de que ocasione graves problemas de desplazamiento y frenado.

10. Mantenga la bicicleta a resguardo

Aunque se entiende que las bicicletas están hechas para estar a la intemperie, si es posible protegerla del sol y los embates del tiempo podría durar por mayor tiempo. Si no está en uso es mucho más importante seguir este consejo.